Roberto "Toto" Crescente, se fué otro "viejo" que lo vió campeón en la A. Por Gustavo Szpigiel



Cuando se muere "uno de los nuestros" nos duele a todos. Y eso era el querido "Toto" Crescente, un Funebrero de ley, de esos que amaban y sufrían por el club.

El sábado pasado fue la cena de los vitalicios, la fiesta institucional mas importante que tiene Chacarita. Tuve la oportunidad y el orgullo de recibir un reconocimiento por parte de la subcomisión, por parte de Chaca; cuando subí al escenario, después de las cálidas palabras de Daniel Mancini, y levanté la vista, pese a la emoción del momento, pude ver a muchísima gente, esas caras amigas de San Martín y de tantas canchas compartidas. Pero él no estaba. Faltaba el "Toto", con ese hilo de voz característico de los últimos años, que parecía que se ahogaba pero que decía tantas verdades, amaba tanto a Chacarita.

Desde hace un tiempo que estaba mal. Se fue yendo de a poco. Nunca pudo superar la muerte de su compañera de toda la vida hace unos años, la tristeza lo invadió y de a poquito se dejó llevar.

Tuve una relación especial, fue amigo de Cacho, un tío mío con el que compartieron de jóvenes los dos, la subcomisión de fútbol allá por los finales del 60 y principios de los 70, los momentos mas gloriosos de la historia futbolística del club. Eran otros tiempos. Los dirigentes vivían por Chacarita, jamás se les ocurriría vivir de Chacarita. Y era por eso y nada mas que por eso, que era tan crítico en estos tiempos. No podía entender la realidad del club. Siempre me decía " la sede no se puede vender", " hay que cuidar el patrimonio", tengo como un gran tesoro muchos de los audios grabados cuando llamaba a la radio y enhebraba un sinfin de verdades que nos emocionaba a todos por la simpleza, aunque lo diga enojado y con ese hilo de voz.

En estos momentos duros que vive el club, hay que escuchar a los vitalicios, no hay que dejarlos de lado y minimizarlos con una subcomisión y una fiesta para que se entretengan, ¡no!, hay que escucharlos y a algunos de ellos hacerlos participar en serio. Porque ya la vivieron, ya la conocen. Tienen la sabiduría de la experiencia, y eso es algo que las nuevas generaciones deben aprovechar.

Se fué el Toto Crescente, fue un dirigente de los de antes, pero de todos los tiempos, fue apasionado y fue uno de los que nunca faltaba a las cenas de los vitalicios, es por eso que cuando levanté la vista y no lo ví, sentí que algo faltaba en esa fiesta.
Se fue a alentar a Chaca desde el cielo, pero con el orgullo de haberlo visto campeón en la "A"

Gustavo Szpigiel

Foto: Gentileza Aqui Chacarita





Compartir en Google Plus
    Comentario en Blogger
    Comentario en Facebook

3 comentarios :

  1. Se fue un grande y tenes mucha razon hay que escuchar un poco a los que vivimos tiempos de gloria en chaca hay que vivir por el club y no destrosarlo como quieren hacer rn esta comicion

    ResponderEliminar
  2. Que en paz descanse querido Toto querido, Familia Riva.

    ResponderEliminar
  3. Mi sentido pésame para toda la Familia de Toto Crescente!!!Descansa en Paz Toto!!.

    ResponderEliminar